La palabra y la verdad > la segunda venida de Cristo > el árbol de la vida y el señor Ahnsahnghong
Tamaño de letra : minus plus
El fruto del árbol de la vida es el pan y el vino de la pascua
El fruto del árbol de la vida es el pan y el vino de la pascua
Ahora, lo importante es cómo comer la carne y beber la sangre de Jesús, que son la realidad del árbol de la vida del huerto del Edén. Es imposible comer a Jesús mismo. Entonces, ¿qué significan las palabras de Jn. 6:53? Estas palabras se refieren a Mateo 26:17; en este versículo, encontramos la manera de comer la carne y la sangre de Jesús.

Mt. 26:17-28 『El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. […] Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.』

Jesús dijo que el pan y el vino de la pascua son su carne y su sangre, es decir, Jesús mismo. Comer el pan beber el vino de la pascua, es comer del árbol de la vida del huerto del Edén. Hasta aquí, hemos estudiado que el árbol de la vida es una parábola cuya realidad es Jesús, y que la verdad por la que podemos comer la carne y beber la sangre de Jesús, es la pascua.

Podemos entender que el árbol de la vida se nos permite a través de la pascua, y que Jesús, quien nos permitió comer del árbol de la vida, es Dios.



(Continua)
2019.01.14
1    2    3    4    5
4/5 páginas
list
  • No se encontraron artículos
WATV Familia COREA COREA EE. UU. EE. UU. CHINA CHINA PERÚ PERÚ WATV Primer Congreso EnglishJapanese ChineseGermanHindiSpanish
Copyright(C) IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL. Todos los derechos reservados

Ninguna parte de este sitio web puede ser reproducida, almacenada en sistemas de recuperación o transmitida de ninguna forma ni por ningún medio (impreso, escrito, fotocopiado, electrónico visual, audio, etc.) sin previo consentimiento escrito de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial.