La palabra y la verdad > Dios Elohim > Dios Elohim
Tamaño de letra : minus plus
Elohim aparecerá en su debido tiempo
Dios prometió que aparecería a su tiempo (1 Ti. 6:15). Confirmemos en qué forma aparecerá.

Ap. 22:17 『Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.』

Para nuestra salvación, Dios siempre se refirió a sí mismo como “nosotros”; luego, apareció Dios Elohim como el Espíritu y la Esposa, para darnos el agua de la vida. ** En el primer libro de Timoteo, está escrito que Dios es el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible (1 Ti. 6:16). Solo el Espíritu y la Esposa (el segundo Cristo Ahnsahnghong y la Madre nueva Jerusalén) tienen la inmortalidad y la vida. Sin embargo, algunos de jactan de tener el poder de dar vida; los que suponen tal cosa están tremendamente equivocados. La Biblia dice que nadie puede tener vida si no come la carne del Hijo del Hombre y bebe su sangre (Jn. 6:53); y Jesús dijo: “Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos” (Mt. 8:22). Los seres humanos no podemos decir que estamos vivos.

No hay vida en nosotros; por eso, debemos acercarnos a Dios (Cristo Ahnsahnghong y la Madre) si queremos recibir vida eterna y salvación, pues ellos son los únicos que tienen vida. A fin de dar la eterna agua de la vida a los seres mortales, Dios descendió a la tierra en esta última época como el Espíritu Santo Ahnsahnghong y la Esposa, la Madre nueva Jerusalén. Los que pervierten o niegan esta enseñanza bíblica, jamás podrán entrar en el reino de los cielos.


2019.01.14
1    2    3    4    5
5/5 páginas
list
  • No se encontraron artículos
WATV Familia COREA COREA EE. UU. EE. UU. CHINA CHINA PERÚ PERÚ WATV Primer Congreso EnglishJapanese ChineseGermanHindiSpanish
Copyright(C) IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL. Todos los derechos reservados

Ninguna parte de este sitio web puede ser reproducida, almacenada en sistemas de recuperación o transmitida de ninguna forma ni por ningún medio (impreso, escrito, fotocopiado, electrónico visual, audio, etc.) sin previo consentimiento escrito de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial.