Preguntas y respuestas biblicas > la segunda venida de Cristo
Tamano de letra : minus plus
La Biblia llama a Jesús “Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec”. ¿Qué significa?

Significado de Orden


La palabra orden en el “orden de Melquisedec” se refiere al orden en el que se realiza el deber sacerdotal.

En el templo terrenal, muchos sacerdotes se turnaban para realizar el mismo deber sacerdotal.

Lc. 1:8 DHH “Un día en que al grupo sacerdotal de Zacarías le tocó el turno de oficiar delante de Dios,”

El orden de Aarón y el orden de Melquisedec


En la Biblia hay dos órdenes de sacerdocio: el orden de Aarón y el orden de Melquisedec. Aarón, el hermano mayor de Moisés, se convirtió en el primer sumo sacerdote después de que se estableció la ley de Moisés en los tiempos del Antiguo Testamento. El orden de Aarón es una expresión que representa el sacerdocio de ofrecer la sangre de animales como ovejas y vacas en los tiempos del Antiguo Testamento.

Melquisedec era el sacerdote de Dios que bendijo a Abraham a través del pan y el vino mucho antes de que apareciera la ley de Moisés, y representa a Cristo que da la bendición del perdón de los pecados a través del pan y el vino de la Pascua en los tiempos del Nuevo Testamento. Por lo tanto, el orden de Melquisedec representa el sacerdocio en los tiempos del Nuevo Testamento.

En la Biblia está escrito que el sacerdocio según el orden de Aarón en los tiempos del Antiguo Testamento era imperfecto y que era necesario que apareciera otro sacerdocio según el orden de Melquisedec en los tiempos del Nuevo Testamento.

He. 7:11 “Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?”

El sacerdocio según el orden de Melquisedec no es solo perfecto, sino también eterno e inmutable.

He. 6:20 “donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.”

He. 7:23-24 “Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable;”

Jesús vino como el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec


¿Qué indica específicamente el sacerdocio según el orden de Melquisedec?
Para comprender esto, primero necesitamos saber quién es Melquisedec.

Gn. 14:17-20 “Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey. Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.”

En los días en que apareció Melquisedec, la manera general de sacrificio era ofrecer la sangre de animales desde el sacrificio de Abel (Gn. 8:20, 15:9-10). No obstante, lo que es único acerca de Melquisedec es que bendijo a Abraham a través del pan y el vino, y después de ser bendecido por Melquisedec, Abraham le dio los diezmos.

Esta no fue solo una historia pasada, sino una profecía que se cumpliría en el futuro. David profetizó que en el futuro aparecería un sacerdote según el orden de Melquisedec.

Sal. 110:4 “Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.”

Un sacerdote según el orden de Melquisedec debe bendecir a través del pan y el vino. Jesús cumplió la profecía de Salmos al dar la bendición del perdón de los pecados y la vida eterna a través del pan y el vino de la Pascua.

Mt. 26:17-19, 26-28 “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. […] Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”

Jn. 6:53-54 “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; […]”

El mediador del nuevo pacto


Jesús, quien da la bendición del perdón de los pecados y la vida eterna a través del pan y el vino según el orden de Melquisedec, estableció la Pascua como el nuevo pacto.

Lc. 22:15, 19-20 “Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! […] Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.”

El sacerdocio según el orden de Melquisedec es bendecir a través de la Pascua del nuevo pacto, por lo que Jesús, que es el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, es descrito como el mediador de un nuevo pacto. El deber del sumo sacerdote es mediar entre el Dios santo y su pueblo pecador, por lo tanto, el sumo sacerdote es expresado como mediador, enfatizándose especialmente como mediador de un nuevo pacto.

He. 8:1, 6-8 “Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos […]. Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, en que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto;”

He. 9:15 “Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.”

La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial celebra la Pascua del nuevo pacto


Hoy en día, la mayoría de las iglesias no celebran la Pascua que Jesús mismo, que vino como el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, estableció como el nuevo pacto. Cada denominación realiza la comunión en una fecha que designan arbitrariamente.

Fue Jesús quien dijo que guardaría la Pascua y deseó ansiosamente comerla. Por esa razón, los apóstoles enseñados por Jesús guardaron la Pascua con dedicación (1 Co. 5:7-8). No guardar la Pascua no es diferente a ignorar a Cristo, quien es el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec.

He. 5:8-10 “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.”

En los días de Abraham, había muchos sacerdotes, pero fue solo Melquisedec quien bendijo a través del pan y el vino. También en los días de Jesús había muchos sacerdotes que sacrificaban animales, pero solo Jesús dio la bendición de la vida eterna a través del pan y el vino de la Pascua. Hoy también muchas iglesias afirman creer en Jesús, pero la única iglesia donde puede recibir la bendición de la vida eterna a través de la Pascua del nuevo pacto es la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial establecida por Cristo Ahnsahnghong que vino a esta tierra por segunda vez.

Si realmente cree que Jesús es el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, debe guardar la Pascua del nuevo pacto según su ejemplo (Jn. 13:15).


2018.01.19
목록보기
WATV Familia COREA COREA EE. UU. EE. UU. CHINA CHINA PERÚ PERÚ WATV Primer Congreso EnglishJapanese ChineseGermanHindiSpanish
Copyright(C) IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL. Todos los derechos reservados

Ninguna parte de este sitio web puede ser reproducida, almacenada en sistemas de recuperación o transmitida de ninguna forma ni por ningún medio (impreso, escrito, fotocopiado, electrónico visual, audio, etc.) sin previo consentimiento escrito de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial.