La palabra y la verdad > las doctrinas básicas > el día de reposo
Tamaño de letra : minus plus
La Iglesia de Dios establecida por Dios
La Iglesia de Dios, establecida por Dios, no sigue las reglas de los hombres, sino solo las leyes de Dios. Ellos reconocen que nadie puede dar la salvación excepto Dios, el Creador de los cielos y la tierra. Jesús reveló que los que siguen las leyes de los hombres no podrán ser salvos.


Mr. 7:6-9 『Respondiendo él [Jesús], les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres […]. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.』


La Iglesia de Dios fue establecida sobre el fundamento de los apóstoles que siguieron las enseñanzas de Jesucristo, y no ha cambiado desde sus inicios. La iglesia verdadera sigue las leyes que Jesús y los apóstoles guardaron.


No es importante cuántos miembros tenga una iglesia, porque si la iglesia tiene doctrinas diferentes de las de Jesucristo, no pudo originarse de él. Nosotros guardamos el día de reposo, la conmemoración del Creador, pero no guardamos la ley del Antiguo Testamento, sino que seguimos la ley del nuevo pacto que Jesús y los apóstoles obedecieron.


Los santos que serán salvos el último día, el día del juicio de Dios, son los que siguen las huellas de Cristo. El día de reposo, una de las huellas de Cristo, es un precioso mandamiento de Dios.



2022.07.08
1    2    3    4    5    6
6/6 páginas
list
  • No se encontraron artículos
WATV Familia COREA COREA EE. UU. EE. UU. CHINA CHINA PERÚ PERÚ WATV Primer Congreso EnglishJapanese ChineseGermanHindiSpanish
Copyright(C) IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL. Todos los derechos reservados

Ninguna parte de este sitio web puede ser reproducida, almacenada en sistemas de recuperación o transmitida de ninguna forma ni por ningún medio (impreso, escrito, fotocopiado, electrónico visual, audio, etc.) sin previo consentimiento escrito de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial.