La palabra y la verdad > las doctrinas básicas > el bautismo
Tamaño de letra : minus plus
¿Cuándo debemos bautizarnos?
El bautismo es el primer paso para recibir la gracia de Dios y el perdón de los pecados. Es como el bautismo de un bebé que sale del vientre. Como nuestro cuerpo nace del vientre y aprende una por una las cosas del mundo, así también nuestro espíritu se deshace de los pecados y las transgresiones mediante el bautismo, y nacemos de nuevo como hijos de Dios; y después del bautismo, aprendemos la providencia de Dios y los secretos del reino de los cielos.

Ef. 1:7-9 『en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,』

Sin recibir el perdón de pecados, no podemos recibir la sabiduría para reconocer a Dios. Por tanto, va contra la voluntad de Dios insistir en que el bautismo debe realizarse después de seis o doce meses de estudio. Si queremos creer en Dios, debemos bautizarnos primero; luego, tendremos la oportunidad de participar en la naturaleza divina de Dios en la vida de la fe.

Aquí hay algunos ejemplos de los que escucharon las buenas nuevas de Jesús y participaron en la justicia de Dios al bautizarse.

Un eunuco que estaba sobre todos los tesoros de Candace, reina de los etíopes, se bautizó mientras viajaba por el camino, inmediatamente después que Felipe le dio testimonio de Cristo (Hch. 8:27-38). Una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, recibió el mensaje de Pablo y creyó en Jesús; y ella y su casa se bautizaron de inmediato (Hch. 16:13-15). Y un carcelero, que guardaba la puerta de la prisión donde Pablo y Silas estaban encerrados, escuchó acerca de Jesús, e inmediatamente él y su familia creyeron en él y se bautizaron (Hch. 16:25-33).
El bautismo significa el renacimiento de nuestro espíritu y es el punto de partida de nuestra fe en Dios.

A través del bautismo, prometemos a Dios que nos arrepentiremos de nuestros pecados pasados y que seguiremos la voluntad de Dios. A cambio, Dios promete que nos recordará al momento del juicio.

Supongamos que una iglesia insiste en que un hombre debe bautizarse seis o doce meses después, luego de que su fe crezca. Si ese hombre muere antes de terminar de aprender las doctrinas de dicha iglesia, sin haber obtenido la promesa de la salvación de Dios, ¿quién será responsable por su alma?



(Continua)
2022.07.07
1    2    3    4
2/4 páginas
list
  • No se encontraron artículos
WATV Familia COREA COREA EE. UU. EE. UU. CHINA CHINA PERÚ PERÚ WATV Primer Congreso EnglishJapanese ChineseGermanHindiSpanish
Copyright(C) IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL. Todos los derechos reservados

Ninguna parte de este sitio web puede ser reproducida, almacenada en sistemas de recuperación o transmitida de ninguna forma ni por ningún medio (impreso, escrito, fotocopiado, electrónico visual, audio, etc.) sin previo consentimiento escrito de la Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial.